jueves, 13 de febrero de 2014

XV Media maratón de Ciudad de Getafe

No tenía previsto inscribirme a ninguna media maratón este otoño invierno porque en principio mi guerra para este año es otra muy distinta, preparar mi tercer triatlón distancia ironman.
Además este año con muchas más dificultades si cabe que los anteriores. Si ya de por sí es difícil sacar tiempo para entrenar de cara a una prueba de este tipo teniendo un trabajo que te lleva casi toda la jornada y una familia, unos amigos, en definitva una vida social, con una hija recién nacida pues mucho más.
He llegado más o menos al acuerdo de competir lo mínimo imprescindible este año; Sin embargo, hay momentos en los que las ganas te pueden y me inscribí.
Sin estar en un gran momento de forma, ya entrenando de lleno para el ironman y con pocos kilómetros de carrera a pié y muchos menos de calidad ya que los tiempos a los que hay que rodar a partir de ahora son otros, me proponía que sirviera de buen entrenamiento con intención de hacerla a 4'/km.
Esta media, una de las más rápidas de Madrid, cambiaba este año el tradicional recorrido a dos vueltas por sólo una, metiéndonos los primeros 10 kms. por una zona de pisos, nueva, de amplias avenidas, rotondas...
Me coloco lo más delante que puedo en la salida y POOOOOOO... arreando, como en todas las carreras esquivando a corredores lentos que no respetan los ritmos y se colocan demasiado delante y que encima se cabrean cuando les pasas con algún roce, empujón...

Rodando el primer km. por la acera para evitar aglomeraciones y una vez estaba la cosa más clara volviendo al gran grupo.
Veo pasar por delante a conocidos: Dani, triatleta con el que he coincidido en muchas competiciones y ya nos conocemos de hace tiempo, Jaime Menéndez también, entrenador y uno de los mejores GGEE de España.
Voy según el ritmo previsto y sin pasar apuros. Como en el km. 5 alguien me saluda, es Javi del Aguaverde. Va a mi ritmo y dice que sigue conmigo y pasan los kilómetros y rodando juntos.

Ya desde el inicio el garmin me marcaba muchos más metros de los que marcaba el recorrido, lo cual es desconcertante y ya me di cuenta que el tiempo final no iba a ser para tirar cohetes.
Como en el km. 16 en un avituallamiento Javi pierde algo de tiempo al coger agua y ya no vuelvo a verle. Mi intención era la de ir un poco reservón y apretar los últimos 5 kms. sin embargo, cuando lo intento voy muy justo, no tengo fuerza para cambiar, así que me dejo ir hasta la meta bantante justo de fuerzas, lógico por otra parte pues no estoy haciendo tirardas largas y por tanto no tengo fondo actualmente.
Tiempo final 1h25'42''.

Casi tres minutos más que el año pasado, aunque en aquel momento sí estaba entrenado. El garmin marca 3'59'' el km. sin embargo el tiempo final es de 4'04''. 5'' más!!!. Es un margen de error grandísimo, lo cual me empieza a abrir los ojos sobre la fiabilidad de los aparatitos en cuestión.
Poco después entra Javi, intercambiamos impresiones y directo al coche para volver a casa con mis mujeres.