jueves, 2 de enero de 2014

San Silvestre Trail Pedrezuela

Hacía mucho tiempo que quería probar la experiencia de hacer un trail. Había visto muchas carreras  anteriormente pero por una razón u otra nunca me venía bien por estar preparando otra prueba o por no correr el riesgo de una caída o lesión.
En esta ocasión, animado por mi íntimo colega del alma 'Pistacho' me decidí a probar y a disfrutar.
Es un trail de 18 kms. con un desnivel positivo de 520 m. Sobre el papel no parecía nada del otro mundo para debutar.

Tenía algunas dudas que me solventó él antes de la prueba porque había participado el año anterior y en otros muchos trails, cómo pasar los controles, dificultades técnicas, terreno....
Pues allí nos plantamos Pistacho, mi otro colega Eloy y yo mismo. Bastante frío a la mañana y había llovido toda la noche, pero el día amanecía soleado y despejado aunque algo ventoso.

Se partía desde el campo de fútbol con un tramo neutralizado de 700 m por el pueblo antes de meternos en el campo.
Pequeña parada al fin del tramo neutralizado y POOOO, adelante. Estoy de los primeros, pero nada más empezar me pasan por todos lados, ya que hay un pedazo de charco con su correspondiente barrizal que yo trato de evitar, cosa que no hacen los traileros. Inmediatamente a subir, una pendiente de la leche, no me lo esperaba así de duro.
Bajada al cañón, tramos que en principio no son muy técnicos para mi sí lo son porque este no es mi terreno, mis zapas son normales de asfalto, el terreno está mojado y como es normal, piedras, barro, raíces y demás obstáculos.

Pronto, una vez pasado el cañón y el río, me doy cuenta de que esto va a ser duro. En uno de los cuestones para salir del cañón veo que la gente echa a andar, justo lo que quería ver, pues a andar. Desde aquí en adelante observando lo que hacen los demás, en las bajadas no técnicas iba rápido, en las técnicas me adelantaban, en las subidas tendidas bien, en la pronunciadas alternando correr y andar....
Tras el km. 10 me empecé a encontrar mucho mejor, tramos abiertos de bajada con buena pista para tirar, campo abierto, pequeños senderos.

Van pasando los kms. y mucho mejor hasta llegar de nuevo al cañón, en la bajada me pasan como exhalaciones, vadeamos el río por un terreno en el que apenas se puede correr y una última subida hasta el pueblo para volver a salir al asfalto.
Allí un último sprint para ganar un par de posiciones. Total 1h33'01''.
Posición 48º de un total de 459 llegados a meta.
Decir que los primeros corren que da gusto. Me metieron más de un  minuto por km!!!.
En meta me encuentro con varios colegas, Paulino y Daniel del Enphorma y un excompañero del instituto que ahora está en el CTOA, además de Eloy y Pistacho que tardan poco en llegar; charlamos un rato mientras nos metemos unos fantásticos bocatas de panceta que daba la organización. Estiramientos, ducha y a disfrutar de un buen cabrito entre amigos.
En definitiva una prueba bonita, bien organizada, dura y altamente recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario