lunes, 10 de mayo de 2010

Mi primer triatlón - Talavera 2010

Pues allí me planté. Me causaba gran temor el agua, ya que era mi peor sector, apenas había empezado a nadar unos meses antes...
El caso es que cuando me enfundé el neopreno y me metí al Tajo, me encontré bien, tranquilo, me gusta el agua fría. Me dije, bah no es para tanto.
POOOOOOOO. Salida, hostias a tutipleni, la corriente es terrible (vamos contracorriente los primeros 300 metros), no avanzo nada, me pongo nervioso, no nado como debiera, no respiro... se me hizo larguísimo. Nadé como un perro todo el trozo contracorriente, con la cabeza fuera, haciendo un sobreesfuerzo terrible.
Al girar y pillar corriente a favor, mejor, pero durante los anteriores 300 m aún no sé como no abandoné.
Al salir del agua se hizo la luz, era de los últimos, adelanté en el sector de bici a mucha gente, también corriendo. Sin embargo, lo pasé tan mal en el agua que me dije a mi mismo que esto no era para mí, que seguramente me hubiera equivocado de deporte, que no podría hacerme con el agua... Pero bueno, habría tiempo de mejorar.
Aquí estoy saliendo roto del agua